Ir a la portada
 
Soldados del batallón Cuscatlán del segundo y del tercer contingente comparten momentos de camaradería en Virginia, en Kuwait.
300 soldados salvadoreños llegan a Kuwait
Amadeo Cabrera/Agencias
mundo@laprensa.com.sv

La tropa tuvo una emotiva bienvenida a su arribo a Kuwait: soldados del segundo contingente los recibieron.

Casi un año de misión

El Salvador cumple este martes un año de estar participando en la fuerza multinacional que comanda Estados Unidos en Iraq.

El batallón Cuscatlán llegó por primera vez a territorio iraquí el 24 de agosto de 2003 para participar de tareas de reconstrucción y de asistencia humanitaria a la población.

El primer contingente, conformado por 361 soldados élites del Ejército, estuvo comandado por el teniente coronel Sabino Monterroza.

El segundo grupo de legionarios salvadoreños fue integrado por 380 hombres, de los cuales uno falleció y cinco más fueron repatriados por lesiones recibidas en sus cuerpos tras combates con chiitas sostenidos en abril pasado.

El Cuscatlán II, que actualmente se encuentra en la nación asiática, es comandado por el coronel Hugo Omar Orellana Calidonio.

La tropa salvadoreña, desde su arribo a Iraq, tuvo como sede Camp Baker en la ciudad santa de Nayaf, pero este nuevo grupo de legionarios viajará a la ciudad de Hilla.


La tropa del batallón Cuscatlán III

300
militares se encuentran ya en Kuwait en su ruta hacia Iraq.

80
soldados restantes del contingente embarcan hoy rumbo a Iraq.


Cita
  Ellos se van a desplazar luego para Nayaf en coordinación con las fuerzas multinacionales, quienes también apoyan vía aérea y terrestre ese desplazamiento.”

General de brigada Carlos Alfredo Soto Hernández, jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada.

 
Agosto/22/2004. El batallón Cuscatlán III tiene el 78.94 por ciento de sus integrantes estacionados en el campamento Virginia de Kuwait: 300 soldados ya se alistan en el emirato para emprender su viaje a la ciudad santa de Nayaf, en el sur centro de Iraq.

El contingente, integrado por 380 hombres, sólo espera el resto de la tropa para emprender su viaje por tierra hacia suelo iraquí. Los restantes 80 soldados, que representan el 21.05 por ciento de la fuerza, saldrán hoy para reunirse con el sus compañeros de armas (ver nota aparte).

El jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada, general de brigada Carlos Alfredo Soto Hernández, reveló que el segundo grupo de 150 soldados que viajó el viernes por la mañana ya se unió en Kuwait a otros 150 militares que partieron el jueves de madrugada.

“Llegaron hoy (ayer) por la mañana”, dijo a LA PRENSA GRÁFICA, vía telefónica, el jefe militar, al confirmar el arribo al emirato kuwaití del segundo grupo de 150 soldados.

Los 300 militares salvadoreños han sido transportados a bordo aviones comerciales, del tipo boeing 757, que han sido fletados por el Ejército de Estados Unidos.

Soto Hernández ha explicado que una vez reunidos los 380 hombres en Kuwait, viajarán por tierra a Nayaf, donde relevarán al batallón Cuscatlán II, que tiene 374 soldados, de 380 que lo conformaban inicialmente.


Moral en alto y con deseos de iniciar misión

El portavoz interino del Ejército, teniente coronel Eduardo Figueroa, aseguró que la tropa está motivada y deseosa de emprender su misión. “El estado anímico del personal que va al relevo es excelente, están motivados y con el deseo de comenzar su misión de ayuda humanitaria al pueblo de Iraq”, dijo, vía internet, el oficial que acompaña la tropa.


Batallón Cuscatlán III termina su embarque

El Salvador completa hoy el envió de su tercer contingente de soldados a Iraq: los últimos 80 militares del batallón Cuscatlán III se embarcan rumbo a la nación asiática.

La tropa saldrá a bordo de un avión comercial fletado por el Ejército de Estados Unidos, de la base aérea de Comalapa.

Los soldados se unirán a otros 300 hombres que ya se encuentran en el campamento de Virginia, en Kuwait.

El Salvador comenzó, desde la madrugada del jueves pasado, a despachar a la tropa legionaria, una acción que continuó el viernes por la mañana.

Los soldados, en esas dos ocasiones, han sido despedidos por el jefe del Estado Mayor Conjunto, general de brigada Carlos Alfredo Soto Hernández.

El jefe castrense se ha hecho acompañar de comandantes pertenecientes a diferentes unidades militares de la Fuerza Armada.


Milicias de Al Sadr siguen con el control de mezquita en Nayaf

Las milicias del clérigo radical Muqtada al Sadr siguen controlando el santuario de Nayaf mientras continuaban ayer las conversaciones de retirada con representantes de la comunidad chiita.

El clérigo radical insistió en entregar el santuario del imán Alí a los representantes del gran ayatolá chiita Alí al Sistani en vez de al gobierno iraquí.

Al Sistani aprobó la oferta desde su cama en un hospital de Londres, donde recientemente fue sometido a una cirugía.

Autoridades militares de Estados Unidos dijeron que habían interrumpido sus operaciones de combate hasta que se aclare la situación, aunque los enfrentamientos seguían en Nayaf.

En las cercanías de la ciudad santa, cinco policías murieron y ocho resultaron heridos en un ataque a una estación, indicaron las autoridades.

En Nayaf, los combatientes del Ejército del Mahdi dispararon anoche sus lanzagranadas, morteros y armas ligeras.

Los principales enfrentamientos se produjeron en una calle que conduce a la mezquita y cerca del cementerio.

Nayaf es la sede, desde febrero pasado, de 374 soldados del batallón Cuscatlán, que están por ser relevados por otros 380 soldados.


 
Ir a la portada