Vestido de la reina de La Paz está listo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4.67 out of 5)
Loading ... Loading ...

Cada 21 de noviembre se celebra la pontificia coronación de la Virgen.

Liliana Fuentes Monroy
Departamentos

El bosquejo de un dibujo en el que se entrelazan el volcán Chaparrastique, la palma, símbolo de paz y la catedral de San Miguel se convirtió en un hermoso bordado en la falda del vestido que lucirá la próxima semana la imagen de reina de La Paz, patrona de El Salvador.

En la blusa predominan las flores y una corona adornada con piedras de colores. Cada 21 de noviembre se celebra el aniversario de la coronación pontificia de la Virgen de La Paz, realizado por primera vez en 1921. Este año se conmemora el 87.º aniversario.

Desde hace un poco más de 55 años, el responsable de hacer el vestido a la Virgen es Luis Castillo, un artista migueleño quien reconoce que “en sus tiempos dorados” trabajaba para la alta sociedad migueleña.

De acuerdo con don Luis, cada vestido que le ha elaborado a la Virgen de La Paz ha tenido su peculiaridad, algunos los ha hecho en pocos meses y otros le han tomado más, el de este año le llevó siete meses. “Primero hago el dibujo, lo calco y luego inicio con el bordado, el forrado, el trabajo a mano”, explica.

Los vestidos de la Virgen se llevan en ofrenda a catedral y luego le son colocados a esta por un grupo de fieles dedicadas a ello.

Uno de los sueños de este artista del bordado es que los vestidos de la Patrona de El Salvador se exhiban en un museo.

Un comentario para “Vestido de la reina de La Paz está listo”

  1. Rosenda P Guerra de Paniagua dice:

    Soy sobrina de este Gran Artista Migueleno, resido actualmente en los Estados Unidos, pero en mi mente estan frescos los recuerdos de cuando en nuestra casa en San Miguel se elaboraban las carrozas, las bandas para las candidatas a Reina del Carnaval y lo mas importante el vestido de nuestra senora Reina de la Paz, bordado por mi tio y elaborado tambien por manos de mi madre Maria Elba Guerra, Todos estamos muy orgullosos de ellos.

Deja un comentario